1277263062

Úlcera péptica

Frecuentemente las preocupaciones son un factor que contribuyen a la úlcera péptica. Nadie puede dar solución a sus problemas personales, excepto usted mismo.
Como médico, veo innumerables tragedias. Como resultado, estimulo a todos para aprovechar lo máximo de cada día. La salud es un regalo tan preciado, la capacidad de levantarse por la mañana, cuidarse de uno mismo, hacer cosas nuevas, ver gente nueva, disfrutar de los seres queridos, todo esto me hace sentir demasiado agradecido como para preocuparme de cualquier otra cosa.
Me gusta dividir mis problemas en «buenos» y «malos». Si usted piensa en ello filosóficamente, muchos de nuestros problemas diarios son «buenos».
Aun el agotamiento y las complicaciones de un día muy atareado son problemas «buenos» en gran medida. Son a menudo señas de una vida productiva, útil e interesante, así sea un agitado día de oficina, o un día en casa con niños activos, ruidosos y sanos.
Generalmente las cosas por las cuales nos preocupamos, no son tan malas como el mal que creamos.
El diagnóstico de úlcera péptica es en general extremadamente simple, pues los síntomas son tan característicos —dolor en la zona superior media del abdomen que aparece alrededor de una hora después de haber comido. El dolor frecuentemente despierta al paciente durante la noche, y está a menudo acompañado por sensibilidad abdominal en la zona superior media. La molestia abdominal se alivia con antiácidos o comiendo.
Los síntomas generalmente se agravan con café, alcohol y picantes.
Un «test terapéutico» es frecuentemente de más valor que las radiografías seriadas gastroduodenales, pues sólo el 70 % de las úlceras pueden ser visualizadas. En la práctica prefiero el tratamiento a los rayos X para el diagnóstico.