Para todos aquellos que están siguiendo o se disponen a seguir la Dieta Médica, este capítulo es útil e importante. No lo pase por alto. Una persona inteligente y bien informada que haga dieta, lo mismo que un paciente inteligente y bien informado, son siempre los mejores.
La mayoría de las preguntas sobre los detalles de la Dieta Médica se han respondido en el capítulo V. Las res-
puestas de este capítulo cubren no sólo las Dietas específicamente, y cómo sacar el mejor provecho de ellas, sino también cómo mantener un buen estado de salud en general.
Pueden ayudarle a lograr su peso deseado y a aprender y continuar con buenos hábitos alimentarios para mantener su peso de ahora en adelante.
La mayor parte de estas preguntas nunca se me hubieran ocurrido a mí. Son preguntas que se me han formulado, en la mayoría de los casos, no una sino muchas veces. Situé las 6 primeras al principio de la lista porque las considero particularmente importantes.
P.: El almuerzo del miércoles en la DMS indica atún. ¿Puedo cortar zanahorias y apio y mezclarlos con el atún?
R.: Una mujer telefoneó de Canadá para hacer esta pregunta, y me han hecho algunas similares desde Cleveland, Washington y. Parece muy simple, pero no lo es. Se origina en la mala interpretación de ciertos artículos periodísticos sobre la Dieta Médica que llevaron a la gente a creer que cualquier pequeñísima alteración destruiría la «química» de la dieta.
La Dieta Médica consiste en una combinación cuidadosamente seleccionada, lógica y efectiva, de grasas, proteínas y carbohidratos. Su única cualidad radica en el hecho de que es básicamente simple de seguir; usted no siente hambre y pierde peso.
Pero la Dieta nto es alquimia — mezcle dos partes de calabacines, una parte de icorazón de sapo, una pizca de atún… y listo.
¡Oro dietético! —. iEs una buena combinación de alimentos saludables, una combinación «correcta», si quieren, pero no una fórmula química. /Agregarle zanahorias y apio al atún no cambia absolutamente naeda.
P.: Toda la wida me habían dicho que el alimento más perfecto es la lechte. ¿Por qué no hay leche en la Dieta Médica?
R.: Esta prejgunta me la han hecho no sólo pacientes y personas que siguien la Dieta, sino también algunos médicos. La leche es un alimemto muy bueno pero hay mucho de mitología sobre cuánta lechie necesitamos realmente, o cuánta leche es buena para el hormbre. Muchos dietólogos, entre ellos el doctor Mark Hagstcd, de.’ Harvard, han llegado a la conclusión de que nuestros cuerpos ino necesitan tanto calcio como pensábamos.
Más importantte aún, existen algunos estudios recientes muy dignos de crédito que demuestran que mucha gente pierde la habilidad de digerír lactosa desde antes de la adolescencia.
A estas personas ha lactosa no digerida puede causarles considerables molestias ¡intestinales cuando fermenta en el colon. Me pareció muy inteiresante cuando supe que a los cadetes del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, durante los entrenamientos extremadamente agotadores, no se les permite tomar leche.
El doctor Johm Farquhar, miembro del Programa para Prevención de las Emfermedades Cardíacas de Stanford, escribió recientemente en su libro The American Way of Life: «(Como muchas personas no pueden digerir apropiadamente la lactosa, no tiene sentido promocionar la ingestión indiscriminada de leche. Aun aqucllais personas afortunadas que posean la enzima critica harían bien en limitar la ingestión de productos lácteos enteros. A no ser que la gente tome leche descremada o queso blanco desgrasadlo, por lo general consume una cantidad de grasa láctea mucho mayor de lo saludable.»
Cuando termine con las dos semanas de la Dieta Medica, vuelva a tomar leche descremada si realmente le gusta. Pero dos semanas sin ella no causan problemas; en realidad, depende de cuáles fueran sus hábitos lácteos anteriores, el cambio podría muy bien resultar positivo para usted.
P.: ¿Qué puedo hacer con un adolescente con exceso de peso?
R.: Siempre me entristece ver gente joven con exceso de peso. Significa que probablemente les hayan enseñado, o permitido adquirir, malos hábitos alimentarios. Si los bocadillos rápidos que se tienen a mano para los jóvenes son zanahorias y apio y fruta fresca, aprenderán a disfrutar de estos alimentos en lugar de grandes cantidades de dulces. Comience ahora, mientras usted sigue la Dieta Médica, a observar cuidadosamente los hábitos alimentarios que enseña a sus hijos.
P.: Ser gordo es lo normal en mi familia. Todos tenemos exceso de peso. ¿Puede la Dieta Médica hacer algo por mí?
R.: La gordura «de familia» es uno de los mitos más insidiosos que existen. Debe sacárselo de la mente, porque si no, ningún programa dietético a largo plazo funcionará para usted.
Hay casos muy aislados de obesidad hereditaria acerca de lo cual se sabe muy poco. Y enfatizo: «muy aislados». Si todos en una familia son gordos, lo más probable es que en esa casa todos coman con exceso.
La obesidad puede prevenirse. La prescripción para curarla puede encontrarse justamente aquí, en la Dicta Médica, y en el Programa para Mantenerse Delgado. Desafortunadamente, para aquellos que han pasado toda la vida desarrollando hábitos de sobrealimentación, es algo más difícil habituarse a pautas de conducta dietética nuevas y más inteligentes para el resto de sus vidas.
Ésas son las malas noticias. Pero quiero recordar a mis pacientes que también existen las buenas noticias. Afortunadamente para todos nosotros, una vez que el exceso de grasas se ha acumulado, puede ser reducido de manera segura y bastante rápida con una dieta apropiada. Cuando se reduce la ingestión de calorías, el cuerpo utiliza el exceso de grasa en lugar del músculo, cabello, hueso u otros elementos esenciales del organismo. El cuerpo establece automáticamente prioridades, se aferra a lo esencial y se deshace de lo que usted puede prescindir.
P.: ¿ Cuál es la razón del nombre «Dieta Médica»?
R.: Como mencioné anteriormente, he practicado la medicina en, Nueva York, durante más de 40 años. Mis consultorios están en el Centro Médico, que hice construir hace 19 años. El nombre viene de la localidad de; ése es su único significado. La Dieta Médica le, con cualquier otro nombre, sería igualmente efectiva.
P.: ¿Suprimir la sal me ayudará a perder peso?
R.: Suprimir la sal no lo ayudará a perder peso, pues no contiene calorías. Pero el exceso de sal puede aumentar la retención de líquidos. Algunas personas deberían hacer dieta con restricción de sodio (ver texto de Insuficiencia Cardíaca Congestiva en el Apéndice Médico).
P.: ¿Qué aconseja básicamente para prevenir problemas de salud, y para mantenerse saludable?
R : Mi respuesta se limitará a lo que deberían hacer los adolescentes y adultos. Aconsejo tres exámenes médicos entre los trece y treinta años, tres durante la cuarta década de vida, y después de los cincuenta creo que lo mejor es hacerse un control médico anual.
Esto debería incluir:
1) Una historia clínica detallada.
2) Un examen físico.
3) Una radiografía de tórax, electrocardiograma, análisis de orina, hemograma y otros análisis de sangre (urea, glucosa, etc.).
Está fuera del alcance de este libro describir de qué modo cada uno de los estudios citados contribuye al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. Basta decir que los médicos frecuentemente desearían tener análisis previos para comparar.
Algunos defectos metabólicos pueden identificarse frecuentemente en sus comienzos (tales como obesidad, colesterol alto o triglicéridos elevados), cuando pueden ser tratados muy efectivamente. La hipertensión, la diabetes y muchas otras anormalidades se descubren ocasionalmente. Su médico lo llega a conocer bien a usted y a su familia. Esto es de gran ayuda para él y lo beneficia a usted de muchas maneras; es decir, puede haber una
«debilidad» genética o metabólica en la familia que llame su atención.
P.: Nací goloso y no puedo dejar de comer dulces. ¿Qué sugiere?
R.: Ése es otro mito muy popular. Un odontólogo amigo mío lo llama el «mito materno». Tome un bebida dietética cuando quiera algo dulce. Tenga a mano zanahorias y apio en lugar de bocadillos dulces.
P.: ¿Debo evitar ¡a cerveza cuando quiero adelgazar?
R.: Sí, mientras esté haciendo dicta: observe las reglas de la Dieta Médica básica. Cuando vuelva a su ritmo normal y al Programa para Mantenerse Delgado, recuerde siempre que la cerveza tiene muchas calorías, de modo que controle la cantidad que bebe.
P.: ¿Debo comer mi tostada de pan proteico de la Dieta, entera, o puedo desmenuzarla en otras comidas si quiero?
R.: Coma el pande la forma que más le guste. Por ejemplo, tome nota de la deliciosa receta de Crostones de proteínas al final de la Dieta Vegetariana.
P.: Me siento terriblemente culpable. Durante el desayuno cedí a la tentación y comí tres croissants y seis tostadas con mantequilla. ¿Qué debo hacer?¿Pasar hambre por algunos días?
R.; Todos tenemos nuestras debilidades. Afortunadamente su falta no es catastrófica. Comience nuevamente, resuelta a triunfar.
P.: Tuve «retortijones de hambre» y me vi obligada a dejar la dieta; ¿cómo puedo evitar los retortijones y aun así perder peso?
R.: No es infrecuente experimentar retortijones de hambre cuando se cambian los malos hábitos por un régimen más disciplinado. Puede llevar unos días superar este síntoma, pero luego su metabolismo aceptará el nuevo comportamiento. Mientras tanto, si se siente muy incómoda coma una fruta de estación: pera, melocotón o alguna otra.
P.: Tuve que agasajar a un cliente con una comida de negocios y me vi forzado a tomar un martini y postre. Aumenté unos kilos. ¿Cómo puedo evitar esto?
R Su cliente probablemente sea una persona sensible, inteligente. Todo lo que debe hacer es pedirle que coma lo que desee y explicarle por qué usted toma soda y un plato más simple.
P.: Mi mejor amiga es una cocinera gourmet que me llena el plato de comida, comemos en su casa a menudo y no me atrevo a ofenderla rechazando su comida; ¿qué puedo hacer?
R.: Todos nos dejamos tentar de vez en cuando. Le sugiero que le explique a su amiga que le gustaría comer poco, dado que su meta es adelgazar. Hace muchos años hice un viaje por Francia con un conocido editor que se estaba recuperando de una enfermedad. Una de las condiciones que le impuse fue que probara todo y comiera casi nada. Mi consejo para usted es que coma de todo pero en muy pequeña cantidad.
P.: Adelgacé maravillosamente con su Dieta; pero ahora estoy atravesando la menopausia y la compenso comiendo.
¿Hay algo que pueda hacer?
K La menopausia puede ser un período de prueba para algunas mujeres. No es necesario que engorde a causa de la menopausia; vigile su dieta.
P.: Desde que comencé a tomar pildoras anticonceptivas mi apetito aumentó y también mi peso. ¿Cómo puedo controlar esto?
R.: Es muy poco probable que las pildoras anticonceptivas tengan algún efecto considerable en su apetito. Las debe estar utilizando inconscientemente como excusa.
P.: Cada vez que hago dieta me pongo de mal humor, y mi marido dice: u Prefiero que estés gorda y no malhumorada.»
¿Podría hacerme alguna sugerencia?
R.: Tiene que poder someterse a una dieta sin ponerse de mal humor. A su marido, estoy seguro, le gustará que usted sea atractiva y delgada. Las dietas de este libro podrán ayudarla.
P.: Después de unos días de dieta comienzo a sentirme cansada y mareada. ¿Es mi imaginación?
R.: A veces, no muy frecuentemente, algunas personas se han quejado de los síntomas que usted describe. Éstos desaparecerán gradualmente. Mientras tanto, no dude en comer una fruta, lo cual elevará el nivel de azúcar en la sangre y aliviará su malestar.
P.: Tuve que alimentar mi constipado y mi garganta seca de modo que comí helado y caramelos duros. ¿Cuáles son mis alternativas?
R.: Le sugiero que pruebe el té con limón y menta, endulzado con edulcorante artificial.
P.: Hago dieta y pierdo peso, medio kilo diario, de lunes a jueves; luego vuelvo a aumentar durante nuestro fin de semana social. ¿Hay alguna solución a esto?
R.: Su problema es bastante frecuente. Si considera imposible seguir la Dieta Médica durante los fines de semana, le sugiero que siga el Programa para Mantenerse durante esos días.
P.: Adelgacé mucho con su dieta y mi madre me dice:
((Estás tan delgada que vas a ponerte enferma.» ¿Cómo puedo responderle?
R.: Su madre comete un error muy común. Muchas madres consideran que amar a sus hijos significa alimentarlos. Si usted ha logrado su peso normal, ella puede no estar acostumbrada a verla de esa manera.
P.: Engordé bastante desde que tuve un bebé y quizá mi metabolismo haya cambiado porque no puedo seguir la dieta.
¿Habrá cambiado algo en mi interior, de alguna manera?
R.: Es posible, pero no común, que el metabolismo de una persona cambie después del parto. Debería consultar a su médico para estar segura de si realmente ocurre esto o no.
P.: Rebajé nueve kilos con la Dieta en dos semanas; todavía tengo diez más para adelgazar pero me siento débil y desganada. ¿Qué me recomienda?
R.: Ejercicio moderado como caminar, nadar, tenis, o algún otro deporte, le ayudarán a superar la debilidad y la desgana que está experimentando.
P.: Una amiga muy inteligente me dijo que me mantengo gorda para evitar el sexo, resultando menos atractiva para los hombres. ¿Puede ser verdad?
R.: Es muy posible que su amiga esté en lo cierto. De todos
modos, usted debe analizar la situación y determinar si es así.
P.: Cuando me peso por la mañana y veo que perdí un kilo
o más, como más ese día. ¿Cómo puedo controlarme?
R.: Yo también me peso todos los días para ver si puedo hacer trampas. No tengo objeción a que se aparte del Programa para Mantenerse mientras esté en un peso apropiado. Propóngase un peso al cual deba llegar antes de comenzar a hacer trampas.
P.: Perdí 10 kilos y debo perder 7 más, pero la piel de mi cara parece estar más floja. ¿Me ayudarán ejercicios faciales?
R La piel floja que uno ve ocasionalmente después de una sensible pérdida de peso, vuelve a su lugar después de un período razonable de tiempo en prácticamente todos los casos.
P.: Durante la segunda semana de la Dieta, después de perder más de medio kilo por día, y siguiendo la Dieta, llegué a un período estacionario en los últimos tres días. ¿Por qué me sucede esto?
R.: Esto le sucede a unas pocas personas, y se supera siguiendo estrictamente las reglas básicas de la DMS. Verifique todo lo que come y asegúrese de no «hacer trampas» comiendo alimentos prohibidos en la Dieta o sobrecargando su estómago con porciones excesivas, los motivos más frecuentes de un
«período estacionario». Sea paciente y constante; siga la Dieta durante las dos semanas completas, luego continúe con el Programa para Mantenerse Delgado; después vuelva a alguna de las Dietas. Continúe con el programa Dos Sí-Dos No hasta que llegue al peso deseado.
P.: Tomo diuréticos por mi elevada presión arterial y mi médico me indicó tomar jugo de naranja a diario. ¿Esto arruinará mi dieta?
R.: La pérdida de potasio que uno ve ocasionalmente como resultado de tomar pildoras diuréticas se supera fácilmente con muchos alimentos ricos en potasio que hemos indicado. Es perfectamente apropiado y seguro que usted tome un poco de jugo de naranja si realmente lo necesita.
P.: Dejé de fumar y me encuentro comiendo todo el tiempo, no puedo parar. ¿Comienzo a fumar de nuevo?
R.: No comience a fumar otra vez. Le sugiero que use un cigarrillo falso como tranquilizante hasta que supere el hábito de llevar algo a la boca. También puede serle de ayuda el masticar apio y zanahorias.
P.: Debería dejar de fumar, ¿pero es verdad que todos los que dejan el cigarrillo engordan mucho?
R.: No. no es cierto que todos los que dejan de fumar aumentan de peso. Si descubre que mordisquea nerviosamente, tenga a mano los alimentos que recomiendo para superar el hábito.
P.: Estoy mucho tiempo en la cocina, preparando platos ricos para mi numerosa familia. ¿Cómo puedo evitar probarlos y arruinar mi dicta?
R.: Pruebe todo pero no coma nada, como le aconsejé al editor que mencioné anteriormente.
P.: Mi único escape de las tensiones laborales es la buena comida. ¿Que puedo hacer al respecto?
R. Pruebe la Dieta Gourmet o la Dieta Internacional para ver si eso le ayuda. No hay razón para que no pueda disfrutar de comida exótica y sabrosa. Solamente no debe ser alta en calorías.
P.: Cuando los miembros de mi familia dejan comida en sus platos, no puedo resistir la idea de tirar cosas buenas a la basura, de modo que como las sobras. ¿Algún consejo que pueda ayudarme?
R.: Sentir la necesidad de limpiar completamente el plato es muy común. Es realmente un muy mal hábito que requiere un tremendo esfuerzo de voluntad para ser superado. Yo les recomendaría a todos que siempre dejen algo en el plato.
P.: Mantengo la dieta con facilidad durante el día, pero a la noche mi esposa me sirve un postre casero y no puedo resistirme. ¿Cómo puedo decirle uno» sin ofenderla?
R.: No es algo simple preparar un rico postre casero. Trate de explicarle a su esposa que usted preferiría que ella hiciera algunos de los postres de bajas calorías, pero muy sabrosos, que indicamos en las Dietas Scarsdale (después de sus dos semanas con la Dieta Médica Scarsdale).
P.: Después de una semana de hacer dieta y perder peso he notado pequeñas manchas y grietas en la lengua. ¿Se presentan a causa de la dieta?
R.: Es muy posible que las manchas y grietas en la lengua se deban a la alergia a algunos de los alimentos que está comiendo. Controle esto. Asegúrese, también, de que esas «pequeñas manchas y grietas» no las tenía antes de comenzar la dieta y las está usando como excusa.
P.: Por ¡o menos una vez al día, si no como algo que contenga azúcar, me siento desfallecer. ¿Puede sugerirme sustitutos que me satisfagan?
R.: Es muy posible que haya condicionado su organismo a la necesidad de azúcar. Estoy seguro de que si come alguna fruta de estación (que contiene una forma del azúcar que se llama fructuosa) este desagradable síntoma desaparecerá.
P.: Pasé tres semanas recuperándome de una enfermedad; comí mucho y’ aumenté de peso. ¿Será bueno para mí comenzar con su Dieta para adelgazar?
R.: No sólo es bueno para usted sino que es lo más aconsejable.
P.: Estaba siguiendo perfectamente la dieta, pero me entró estreñimiento y comí muchos alimentos fibrosos para superar el problema y volví a aumentar. ¿Cómo puedo solucionar esto?
R.: No hay necesidad de que aumente de peso a causa de los alimentos (fibrosos que necesita para superar el estreñimiento. Consulte la lista que recomiendo para esta situación en el Apéndice Médico. A medida que uno se hace mayor, es bastante frecuente la necesidad de un purgante diario. Tengo pacientes que toman upa preparación de sen diariamente desde hace treinta años, con resultados muy satisfactorios.
P.: Tengo 15 kilos de exceso con respecto a las tablas, pero me siento magníficamente bien. ¿Por qué debería adelgazar?
R.: Un exceso de 15 kilos es un riesgo muy grande. No tengo ninguna duda de que se sentirá mucho mejor cuando esté en el peso apropiado.
P.: Mi esposo dice que perder peso me debilitará, y con una casa llena de chicos debo estar fuerte. ¿Tiene razón?
R.: La obesidad nunca ayudó a cuidar de una casa y de un montón de chicos traviesos. Estará más fuerte cuando sea delgada.
P.: Yo quería hacer dieta, pero mi jefe me dijo: «No lo haga; a todos les gusta un hombre gordo.» ¿Está de acuerdo?
R.: Yo tomaría el consejo de su jefe con mucha cautela.
Espero que su opinión en asuntos de negocios sea más inteligente. Hoy se admira al hombre delgado, fuerte, bien vestido.
P.: Comencé la dieta cuando pesaba 70 kilos; mi meta era llegar a 60 kilos. Estoy encantada de haber llegado a 63 kilos, pero después de cuatro días de haber vuelto a la Dieta Médica me estabilicé en 62 kilos. Una amiga me dice que se debe a «retención de líquido». ¿Qué debo hacer para llegar al peso deseado?
R.: Es posible que se trate de una moderada retención de líquido, lo cual no es inusual. Vea a su médico, quien probablemente le prescribirá un diurético para ayudarla a resolver su problema. Es posible que pierda el peso adicional con el diurético o siguiendo la Dieta Médica durante otra semana.
P.: Tengo 46 años y muchos amigos salen a trotar y a correr diariamente para hacer ejercicio. ¿Está bien que haga lo mismo?
R.: Soy contrario a que troten a su edad. Es frecuente, en las personas de más ce 40 añas, que tengan problemas en las rodillas, pies y piernas, como resultado de esta actividad. Además, tendría que trotar durante una hora para perder 600 calorías. Es mucho más fácil perder peso con una dieta apropiada.
Extensas investigaciones indican que aproximadamente 300 calorías diarias deberían quemarse con alguna actividad física.
Caminar, nadar, golf \ tenis son algunas buenas opciones.
P.: Soy muy gordo, y finalmente estoy perdiendo peso con su Dieta. Duermo alrededor de 10 horas por noche, y además duermo siesta todas tas tardes. Me sugirieron que adelgazaré más rápido si duermo menos. ¿Está de acuerdo?
R.: No tengo suficiente información con respecto a su edad, ocupación y otros detalles, para poder contestar su pregunta con precisión. Frecuentemente recomiendo una siesta por la tarde a los ejecutivos muy ocupados de más de 60 años. Dormir 10 horas es bastante, pero hay personas que lo necesitan, la cantidad de sueño requerida es algo muy personal, pero no hay duda de que cuando se está despierto y en actividad se gastan muchas más calorías que durmiendo.
P.: Estoy perdiendo peso con su Dieta, pero no tan rápido como desearía. Pienso que puedo tener un metabolismo deficiente. ¿Podría ser ésa ta causa que me impide perder peso tan rápidamente como mis amigos?
R. Es muy posible que tenga una alteración metabólica o endocrina (afectan solamente a un 5 % de personas). Su medico clínico puede ayudarlo a resolver este problema.
P.: Estoy perdiendo kilos y centímetros con su magnifica Dieta. ¿ Reduciré centímetros más rápidamente si hago ejercicios violentos?

R.: Los ejercicios violentos son adecuados para la gente joven. Como ya he mencionado, no los recomiendo para nadie que tenga más de 40 años a no ser que estén entrenados y acostumbrados a ese tipo de actividad. Pienso que también es importante evitar ejercicios que desarrollen grandes masas de músculos, a no ser que se trate de una persona cuya ocupación requiera una especial habilidad muscular. Disfrute sus ejercicios, pero dediqúese a sus deportes preferidos.
P.: ¿Tuvo usted personalmente problemas de peso? Y si así fue, ¿cómo lo resolrvió?
R.: Nunca tuve uin problema serio de peso. Pero sé que puedo aumentar fácilmente si no sigo las pautas del Programa para Mantenerse Delgado Me peso todos los días para ver cuánto puedo comer. Casi todos los días elijo el almuerzo opcional.
P.: En ¡a segunde a vuelta de la Dieta Médica, cuando sustituyo por las Dietas Gourmet, Económica, Vegetariana e Internacional, ¿puedo alternar entre ellas?
R.: Sí. pero siempre sustituya el mismo día; por ejemplo: lunes de la Dieta Vegetariana por el lunes de la Dicta Gourmet. etcétera.
P.: Nunca pude comer mucho en el desayuno. ¿Puedo comer la tostada de pan proteico del desayuno como un bocadillo entre comidas, o en cualquier otra comida?
R.: Está perfectamente bien.
P.: Rebajé 11 kilos con su Dieta, pero también, después de sufrir de psoriasis durante ¡6 años, desapareció con la Dieta. ¿Es común esto?
R.: Algunas personas solucionaron problemas que tenían en la piel al rebajar de peso, pero puede, o no. deberse a la Dieta.
P.: Fui un bebé gordo y he leído que ¡a gente acumula «células de grasa» y no puede adelgazar. ¿La Dieta Médica supera ese problema?
R.: Tengan o no «células de grasa» en exceso, mucha gente obesa ha podido perder el exceso de peso gracias a la Dieta.
P.: Mi esposo dice que es «naturalmente gordo» y por lo tanto no puede perder peso. ¿Es cierto esto?
R.: Dudo de que alguien sea «naturalmente gordo», pues he visto a mucha gente, que había sido gorda toda su vida, adelgazar con las Dietas. Si su esposo tiene un problema metabólico o algún otro tipo de problema que cause su exceso de peso, su médico debería ayudarlo a controlar eso.
P.: ¿Aprueba ingerir alimentos con muchas fibras?
R.: Los alimentos con alto contenido de fibras son muy apropiados, pero algunos de ellos contienen muchas calorías, no poseen cualidades mágicas. Vea «Pautas para comer alimentos con alto contenido de fibras» en relación con «Estreñimiento», en el Apéndice Médico.
P.: Mi hija adolescente tiene 14 años y tiene bastante exceso de peso. ¿Puede seguir la Dieta Médica?
R Prefiero que los jovencitos hagan dieta bajo la supervisión personal de su médico.
P.: Toda mi familia tenía exceso de peso cuando yo era chica, ¿cómo puedo evitar que mis hijos sigan esa línea?
R.: Con un buen ejemplo. Prepare comidas inteligentes. Manténgase delgada. No insista en que coman todo lo que hay en el plato.
P.: Si pierdo 10 kilos en dos semanas con la Dieta, ¿no terminaré débil y cansada?
R.: No; exactamente lo contrarío. Perder 10 kilos de exceso de peso aumenta la energía y resistencia; es como descargar una bolsa de 10 kilos que ha estado llevando por un largo camino.
P.: He oído que la actividad sexual consume más calorías que cualquier otra cosa, ¿es verdad?
R.: Diviértase, pero si tiene exceso de peso no espere adelgazar por medio del sexo. El sexo es muy conveniente, pero si luego come una manzana, recupera todas las calorías.
P.: Rebajé los kilos que tenía de más con la Dieta Médica pero acabo de regresar de las vacaciones con 6 kilos de exceso. ¿Qué hago ahora?
R.: Me alegro de que haya disfrutado de sus vacaciones. Ahora vuelva inmediatamente a la Dieta Médica.
P.: ¿Puede recomendar una dieta que ayude a prevenir el cáncer?
R.: Para resumir, le diré que hay una creciente opinión médica de que varios tipos de cáncer pueden asociarse con hábitos alimenticios incorrectos. Un científico del Instituto Nacional de Cáncer estableció que de cerca de 100.000 muertes por cáncer en Estados Unidos de América, el 30 o 40 por ciento del total anual podían prevenirse mediante cambios en los hábitos de fumar, de beber y en los hábitos alimentarios…, y que de 5.000 muertes por cáncer de mama anuales, una de seis podían ser evitadas si las mujeres estadounidenses comieran menos grasas saturadas.
Es el consenso de muchos especialistas en cáncer que pautas alimentarias de bajo contenido de grasas, bajo contenido de colesterol y reducidos carbohidratos puede limitar el riesgo de cáncer en una persona. Ése es el tipo de alimentación recomendada en este libro, pero sin atribuirse la cualidad de inhibir el cáncer. La investigación intensiva del Instituto Nacional de Cáncer y muchos otros ofrecen la esperanza de clarificar la
relación entre el cáncer, la dieta y las pautas específicas de alimentación. Pero en este momento no sé de ninguna dieta válida para la prevención de esa enfermedad.
P.: ¿Es más difícil perder peso después de tener un bebé?
R.: No necesariamente, pero a algunas mujeres les sucede.
Puede adelgazar siguiendo la Dieta como indica esta carta de una señora que no conozco: «(Después de teñera mi bebé hace un año, me sorprendí al ver que mi peso era de 75 kilos… Nunca había pesado más de 60 kilos. Probé otras dictas, siempre tenía hambre; y después de ocho meses sólo había conseguido llegar a 68 kilos. Descubrí la Dicta Médica. En dos semanas bajé a 60 kilos, ¡y ahí me quedé!»
P.: Soy muy delgada. ¿Cómo puedo AUMENTAR DE PESO?
R.: Éste es el problema de unos cinco millones de personas
aproximadamente, en los Estados Unidos. No es fácil para la gente de poco peso a la que generalmente no le importa la comida. Aquí sugiero ciertas pautas para dos semanas de alimentación abundante para subir de 5 a 7 kilos, no recomendada como pauta para seguir toda la vida.
Su actitud debe ser que usted se «forzará» a comer más del mismo modo que la persona con exceso de peso se controla y no come los alimentos prohibidos durante las dos semanas de la DMS. Primero hágase un control medico para asegurarse de que su bajo peso no se debe a problemas físicos o emocionales específicos. ¡Esto es un deber!
Su programa diario para las dos semanas: obligúese a sentarse para comer ires considerables comidas por día, con tantos
platos como usted pueda tolerar. Tómese su tiempo, trate de disfrutar cada bocado. Agregue bocadillos de altas calorías tales como caramelos, patatas fritas, nueces, etc., durante el día y la noche. ¡Haga vida de sociedad! Comerá más en compañía de otra gente.
Verifique las tablas de alimentos del capítulo XIV y elija los alimentos de más altas calorías de cada categoría: vegetales: judías en lugar de guisantes, maíz en lugar de zanahorias.
Frutas envasadas en almíbar; dátiles, higos, ciruelas secas. Bebidas: leche entera, batidos, malteados. leche chocolatada. crema de leche sin desgrasar y ponga azúcar al chocolate caliente, café y té. Sopas de lentejas y de judías con salchichas No quite la grasa de la carne ni la piel de las aves. Agregue salsas sabrosas. Coma pan con mantequilla, pastas, pasteles, tortas, creps, dulces. Agregue crema y azúcar a los cereales.
Pastas, arroz, con salsas sabrosas. Tartas heladas con almíbar y salsa de chocolate; budines densos con crema batida y nueces.
Quesos de leche entera y cremosos. Si fuma, deje de hacerlo.
Pésese todas las mañanas para asegurarse de que está aumentando; mantenga una tabla de peso diario (como en la DMS). Al finalizar las dos semanas deberá haber cambiado sus hábitos alimenticios para alentarse a comer más y mantener el peso ganado. Utilice diariamente la balanza a partir de ese momento.
P.: ¿Está bien que vuelva a ¡a Dieta Médica en cualquier momento durante los próximos años si vuelvo a engordar?
R.: Seguramente (pero siempre hágase ver por el médico para estar seguro de que no ha habido cambios en su salud). He tenido pacientes que volvieron a la Dieta cuando la necesitaron, durante casi 20 años, con buenos resultados.

3729381015_b0846082e9_b

Pon proteico casero

1 taza de agua tibia.
1 cucharadita de levadura seca.
1/2 cucharadita de sal.
1 cucharadilla de azúcar.
1/2 cucharadita de vinagre de manzana.
3/4 de taza de harina de soja.
1/4 de taza de harina de gluten.
1 1/4 de taza de harina de trigo integral.
Molde pequeño para pan (18 x 8 x 5 cm).

Vierta el agua en un bol Esparza la levadura seca sobre el agua y déjela hasta que se disuelva (alrededor de 5 minutos). Agregue la sal, el azúcar y el vinagre. Tamice bien la harina; luego agréguela gradualmente, primero la desoja y gluten, luego la de trigo.
Mezcle suavemente hasta que la masa lome consistencia y se despegue del borde del bol. Vierta la masa sobre una labia levemente enharinada. Amase bien (alrededor de 5 minutos), hasta que esté suave y elástica. Cubra el molde con «spray» vegetal. Dele forma a la masa, póngala en el molde, cúbrala con un paño y déjela en un lugar libio hasta que suba y llegue al borde del molde (de 2 a 3 horas). Caliente el horno previamente.
Luego hornee el pan durante aproximadamente una hora o hasta que esté bien dorado.
El pan casero es más denso que el comercial, de modo que corte las rebanadas más finitas y luego tuéstelo. Manténgalo en la nevera.