Entradas

alergia-alimentar

Alergias alimentarias

Las alergias son fascinamos de tratar. Algunas son fácilmente identificables y tratables; otras requieren las más sofisticadas investigaciones médicas. Al observar y experimentar alergias, hasta la persona lega puede hacerse una idea de lo complicada que es la química de nuestro cuerpo.
Un alto índice de sospecha es el ingrediente más importante para el diagnóstico de la alergia. Un ojo irritado puede significar que lo ha estado frotando y que algo de su mano ha producido esa irritación, quizá un esmalte para uñas. Una erupción crónica en las manos puede significar sensibilidad a un detergente.
Pero estos casos son fáciles. Las posibilidades son infinitas.
Los especialistas, a causa de su gran experiencia, frecuentemente pueden encontrar a la sustancia culpable on lugares donde a uno ni se le ocurriría mirar.
Dolores crónicos de cabeza, dolores abdominales recurrentes, diarrea episódica y, ocasionalmente, diarrea crónica, urticaria y un montón de otros males son frecuentemente síntomas de alergia a los alimentos. Las pruebas en la piel para hallar el origen de la alergia son a menudo desalentadoras.
La siguiente Dicta de Eliminación para la Alergia es simple y muy útil. Su concepto fue creado veinte años atrás por el doctor Walter C Alvarez. un distinguido internista de la Clínica Mayo.
Su enfoque de diagnóstico y terapia de todas las enfermedades era simple, excitante y muy frecuentemente efectivo donde muchos otros médicos de gran renombre habían fallado.
Cuando uno sospecha que la causa de los síntomas de un paciente es una alergia alimentaria, la Dieta de Eliminación para la Alergia debe seguirse meticulosamente durante tres días. La falta de alivio hacia el fin de los tres días descarta en la mayoría de los casos, a los alimentos como causa de los síntomas. Si el dolor de cabeza, urticaria y otros síntomas desaparecen durante los tres días, el paciente entonces deberá, gradualmente, agregar diferentes alimentos cada día en un intento de identificar al agente ofensor. Asumo que está usted bajo la supervisión de su médico, por supuesto.
Una respuesta alérgica hacia algún alimento que uno ingiera, sólo excepcionalmente resulta fácil de identificar, como en el caso de la urticaria causada por la langosta. Los síntomas causados por sensibilidad hacia los alimentos se presentan de tres a cuatro horas después de la ingestión. La alergia a los alimentos de uso más amplio no es tan fácil de identificar. Una persona alérgica al pollo, por ejemplo, puede enfermarse por una sopa de verduras sin saber que se utilizó pollo en su preparación. Alguien que sea alérgico a la leche puede tener agudos síntomas con sólo comer un poco de queso roquefort en el aderezo de una ensalada.
El llevar a cabo con éxito una buena dieta para el trabajo de investigación puede ser muy gratificante para el médico y de un alivio indescriptible para el paciente. Frecuentemente los pacientes alérgicos han sido considerados como psiconeuróticos, o su problema de dolor de cabeza es rotulado como «jaqueca».
Tales errores de diagnóstico son a menudo una forma de tapar la ineficacia para encontrar una razón médica a los males del paciente.
Recuerdo el caso de una paciente que había sido operada de apéndice. Fue una operación simple, pero su recuperación era lenta. Presentaba recurrentes episodios de vómitos y dolores abdominales. Se le habían proscripto yemas de huevo para «fortalecerla».
Cuando finalmente se reconoció que los síntomas se repetían todos los días media hora después de su yema de huevo, el problema se solucionó. Significativamente, ella había sido derivada para recibir ayuda psiquiátrica, con la idea de que su problema podía ser emocional, dado que no podían encontrarse bases orgánicas para sus molestias físicas.