Entradas

preview_html_m1674b8f

Le recomiendo esta filosofía para comer

Reconozcámoslo: a la mayoría de personas con sobrepeso les encanta comer. Los muy obesos son, a menudo, glotones. Muy pocas personas saben realmente disfrutar de la comida.
El verdadero conocedor de vinos nos puede enseñar mucho.
Examina, admira o critica el cuerpo y claridad del vino. Lo huele delicadamente para evaluare) bouquet. Nunca lo traga sino que lo saborea deslizándolo sobre su lengua y paladar para poder disfrutar completamente de su aroma y sabor.
Como el epicúreo, el conocedor de vinos respeta lo que está saboreando. Hasta el sonar de los vasos se hace tradicionalmente para involucrar al sentido del oído. Raramente consume más de un vaso de buen vino. Es el vino ordinario — no el gran vino — el que se toma por litros.
De un modo similar, el plato más simple debería ser visto y tratado con admiración y respeto. Un huevo revuelto o una hamburguesa pueden ser hermosos, y hasta estar preparados exóticamente. El aroma y el gusto pueden ser apreciados completamente sólo si masticamos cada bocado de comida antes de tragarlo. El verdadero entretenimiento se acabó una vez que tragamos la comida. ¡Mastique, mastique, mastique!
He observado que la vasta mayoría de personas con sobrepeso no se toman tiempo para masticar cuidadosamente y disfrutar de la comida. Mientras usted come, trate de analizar qué ingredientes fueron usados en la preparación. No dude en preguntar a quién sea que haya preparado la comida, por los detalles. Su interés halagará y estimulará a esa persona para tratar de hacerlo mejor cada vez.
Tómese tiempo para su comida, de modo que pueda masticar muy, muy detenidamente y saborearla completamente.
A uno de los grandes gourmets del mundo, un reconocido escritor y autoridad en comidas, le preguntaron cómo hacía para mantenerse delgado año tras año, caun cuando informar y clasificar restaurantes era parte de su trabajo. Dijo: «Disfruto de un sabor, y generalmente no como todo lo que me sirven. No importa lo bueno que sea un plato o comida, nunca, nunca como de más; si lo hiciera, con todos los restaurantes que visito por el mundo, hace tiempo que estaría muerto.»
En los siguientes capítulos de las distintas Dietas Scarsdale encontrará recetas para muchos platos deliciosos Puede disfrutar de ellas durante las semanas del Programa para Mantenerse Delgado, y después que haya logrado el peso deseado. Son bajas en grasas y carbohidratos y. por lo tanto, bajas en contenido calórico. Aquí hay algunas de las que pueden ir pensando en disfrutar:

Pollo hawaiano — Dieta Económica, capítulo IX —, una deliciosa forma de preparar pollo sin agregar grasa.
Langosta a la Nage — Dieta Gourmet. capítulo VIII —, adaptado de un plato de langosta que comí en Bruselas, la cual considero que es la capital gourmet del mundo.
Pescado frío Natalia — Dieta Gourmet, capítulo VIII — , muy bajo en grasas, carbohidratos y calorías, alto en proteínas y sabor.
Manzanas asadas Oscar —Dicta Gourmet, capítulo VIII — , un postre delicioso, sin azúcar.
Ratatouille —Dieta Vegetariana, capítulo X — , sin grasas; delicioso frío o caliente, como plato principal o adicional.
Ternera napolitana —Dieta Internacional. Día Italiano, capítulo XI— , una combinación que podrá servir orgullosamente.
No se olvide de las salsas, aderezos, escabeches —todos bajos en grasas, carbohidratos y calorías, y deliciosos.

Al finalizar sus dos semanas con el Programa para Mantenerse Delgado, si todavía necesita perder más peso vuelva a la Dieta Médica Scarsdale o a cualquiera de las otras Dietas.